« Alerta con el robo de identidad | Inicio | Verdaderos maestros del Universo »

Una "ley de probidad" ayudaría a Miami

Este lector escribe sobre una idea que pudiera ser nuestra salvación en el sur de la Florida: una "Ley de Probidad" que se aplicaría a todo servidor público y garantizaría a los ciudadanos el respeto que nos merecemos por nuestros impuestos.

Tanto en Miami como en los países latinos los políticos cocinan los platos (sus pasteles) en la misma forma y por consecuencia el Sur de la Florida padece ese mismo endémico y genético vicio.

 

Los contribuyentes vemos y saboreamos la amarga hiel que dejan los repartos de esos pasteles pero no por envidia al pastel, sino por impotencia de cómo resolver la corrupción. Se siente que los votos de los contribuyentes quedan burlados y la democracia también es pisoteada porque aunque los escenarios cambien, el río revuelto sigue sin detenerse.

 

¿Qué podemos hacer? ¿En quién podemos confiar? Creo, firmemente, que la mejor ley que se podría aprobar, sería una “Ley de Probidad” que sea aplicable a todo servidor público, desde el presidente hasta los simples legisladores y comisionados.

 

Se debe educar a los niños  y a la juventud con valores cívicos y de respeto a las arcas públicas desde las aulas para borrar de sus conciencias los genes que heredan de los actuales corruptos. Aquí, como en todas partes, existe la denuncia como método para conocer que alguien ha robado y/o se ha enriquecido ilícitamente a expensas del erario público, o sea, de nuestros impuestos.

 

No existen mecanismos que garanticen a los ciudadanos el respeto que se merecen por las contribuciones de sus impuestos. Lo que deseamos y esperamos los contribuyentes es de que cada dólar deducido de nuestros bolsillos regrese en bienestar a todos por igual sin clientelismo, razas, etnias ni privilegios. Recordemos que los grandes grupos políticos y económicos se han derrumbado por sus contradicciones internas y vicios y no está remoto que el pastel se le acabe a quienes usurpan las arcas públicas, a los que toman lo que no es de ellos, dejando muchas necesidades a la mayor parte de los ciudadanos.

 

La corrupción tiene muchas formas. Créame que no es utópico pensar en la implementación de leyes de probidad bien elaboradas y aplicadas con severidad en Miami y en todas partes del mundo. Creo que podemos aspirar a eso algún día cuando la actual generación de políticos corruptos termine. Por eso es necesario que los cambios empiecen en la educación de la niñez y la juventud con la enseñanza de valores cívicos para que esperemos un nuevo amanecer con personas nuevas y limpias sin genes de corrupción. Los que aspiren a puestos públicos deben ser auditados ampliamente en sus bienes al entrar y al salir de sus puestos. Los que deseen enriquecerse que lo hagan en la iniciativa privada mediante la honesta competencia, pero no en los erarios públicos.

 

Edgar Espinosa

edgaresp@unlimitedexim.com

Comentarios

Fuente You can follow this conversation by subscribing to the comment feed for this post.

Que buena IDEA,, yo recomende al nuevo Property Appraisal del Dade county a comensar una campaña en las Universidades, en las escuewlas superiores aun en las escuelas primarias para mostrar y infundir en los niños el bien comun,, y la honestidad de servicios publicos, pero como la IDEA no es muy amparada por las practicas nunca me escucharon,, la unica forma es ayudar a los niños a entender para que surja una nueva generacion de empleados pubicos honrrados y con prestijio...Gracias,,,

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
El comentario no se ha podido publicar. Tipo de error:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

-
 
Acerca del Nuevo Herald | Acerca de McClatchy | Contáctenos | Políticas de privacidad y condiciones de uso | Publicidad